Agricultura Ecológica

Agricultura Ecolo
Los alimentos procedentes de agricultura ecológica
 
¿Qué son?
Los alimentos ecológicos, orgánicos o biológicos, son aquellos alimentos obtenidos a partir de sistemas de producción y elaboración en los que se prohíbe la utilización de sustancias químicas de síntesis y de organismos modificados genéticamente. Por eso los alimentos ecológicos tienen la garantía de estar totalmente libres de residuos de pesticidas, aditivos, transgénicos, y otras sustancias prohibidas.
 
En agricultura ecológica están prohibidos los organismos modificados genéticamente (OGM´s o transgénicos) porque ponen en peligro la biodiversidad y porque pueden tener otros efectos perjudiciales para la salud y el medio ambiente.
 
En la agricultura ecológica prevalece el principio de precaución para garantizar la existencia de una agricultura totalmente libre de transgénicos. Puesto que todavía no existen suficientes estudios sobre sus efectos y posibles consecuencias.
 
¿Por qué consumir productos ecológicos?
Por su salud: Es indudable que la salud es la principal preocupación de todos los seres humanos y la alimentación es parte inseparable de una buena salud. Los productos ecológicos conservan todas sus propiedades naturales y nutricionales y están totalmente libres de residuos de productos químicos, como pesticidas, aditivos y organismos modificados genéticamente.
 
Además de los controles sanitarios a los que están sometidos todos los alimentos, los productos ecológicos están sujetos a otros controles realizados por organismos autorizados para certificar que proceden de la agricultura ecológica y que su método de elaboración cumple las condiciones establecidas para los productos ecológicos.
 
Por el medio ambiente: La agricultura y ganadería ecológica es respetuosa con el medio ambiente porque es un sistema de producción ligado a la tierra donde se aprovechan los recursos naturales locales y se realiza un reciclaje óptimo de la materia orgánica. En la agricultura ecológica se mantiene e incrementa la fertilidad de la tierra y se evita la contaminación del suelo y el agua al estar prohibida la utilización de pesticidas y abonos químicos.
 
En agricultura ecológica se pretende conservar la diversidad de los recursos genéticos y está prohibida la utilización de organismos modificados genéticamente. El cultivo de organismos modificados genéticamente (conocidos como OGM´s o transgénicos) puede provocar una pérdida de biodiversidad por la contaminación genética de las variedades locales mediante la polinización entre los cultivos.
 
La contaminación de los acuíferos, la desertización del terreno por pérdida de la materia orgánica del suelo y los incendios ocasionados por el abandono de la actividad agrícola y ganadera, son unos de los graves problemas ocasionados por la agricultura y ganadería intensiva.
 
Los alimentos ecológicos contribuyen al desarrollo sostenible del medio rural porque proceden de una agricultura que conserva el medio fijando población en el entorno rural.
 
Con el consumo de alimentos ecológicos contribuimos al desarrollo de un sistema de producción ecológicamente sostenible y socialmente más justo.
 
Porque son más sabrosos:
 
Los productos ecológicos, al ser elaborados de forma más artesanal y cuidadosa, recuperan los gustos originales y tienen mejor sabor. Debido a que las plantas sólo son regeneradas y fertilizadas orgánicamente, éstas crecen más sanas y se desarrollan de mejor forma, conservando el auténtico aroma, color y sabor. Por ello, muchos consumidores prefieren alimentos ecológicos, ya que conservan el verdadero gusto de cada ingrediente y les permite recuperar el sabor tradicional de los alimentos. Además, los alimentos ecológicos se conservan mejor que los convencionales.
 
En definitiva, los productos ecológicos saben mejor y son más sabrosos que los alimentos convencionales; sólo hay que probarlos y comparar.
 
 Porque son respetuosos con el bienestar animal:
 
El reglamento europeo contempla medidas específicas para la ganadería ecológica en lo que respecta a la habitabilidad en las granjas con el objetivo de evitar el estrés de los animales y potenciar el crecimiento en semi libertad. Este tipo de ganadería permite que los animales crezcan a su ritmo natural y en unas condiciones de vida adecuadas. Los animales no son manipulados artificialmente o de manera intensiva para lograr una mayor producción, ya que, entre otros aspectos, no se practica la inseminación artificial ni se emplean hormonas.
 
La alimentación de estos animales está basada en pastos naturales, leche preferiblemente de su propia madre, y piensos y forrajes ecológicos, exentos de pesticidas, fertilizantes y transgénicos. Es importante destacar que un animal bien cuidado y sin estrés produce más y goza de más salud.
Otra característica de la ganadería ecológica es que potencia las variedades autóctonas, que son las que mejor se han adaptado a las condiciones de la zona.
 Porque no contienen antibióticos:
En la actualidad existe una preocupación sobre el creciente uso de antibióticos en la ganadería tradicional y los posibles efectos sobre la salud humana.
Los estándares de control del reglamento europeo prohíben el uso de antibióticos en la ganadería ecológica, hecho que beneficia la salud de los consumidores. El tratamiento veterinario que se dispensa al ganado, salvo excepciones muy tipificadas, es en muchas ocasiones homeopático; esto significa que los animales se cuidan de forma preventiva, evitando la administración de antibióticos, tranquilizantes u hormonas.
¿Cómo se identifican?
Para que un producto sea ecológico tiene que estar certificado por un organismo de control y certificación autorizado. Los alimentos ecológicos deben ir identificados mediante el nombre o logotipo del órgano de control. Esto garantiza que ese producto ha pasado las pruebas y controles a las que se someten todos los operadores de producción ecológica.
Categorías

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *