Betacaroteno: la protección natural

El betacaroteno es importantísimo para la salud de tu piel.

El betacaroteno es importantísimo para la salud de tu piel.

Los betacarotenos son pigmentos naturales que se pueden encontrar en frutas y hortalizas de color rojo, naranja y amarillo, o también en vegetales verdes oscuros:  pimientos, espinacas, zanahorias, calabaza, melocotones, papaya,  albaricoques…

                                 

El betacaroteno se convierte en vitamina A y además es un poderoso antioxidante de las células, y por tanto, retrasa el envejecimiento de éstas.

Si quieres prevenir el envejecimiento prematuro, no olvides incluir una buena dosis de betacaroteno en tu dieta, como: zanahorias, calabaza, remolacha, pimiento rojo, melocotones, ciruelas y naranjas o bien suplementando tu dieta con un buen complemento de betacaroteno natural.

El cuerpo es capaz de convertir beta-caroteno en vitamina A. Ésta conversión tiene lugar en el hígado, los riñones y la mucosa intestinal, dependiendo de sus necesidades fisiológicas, y el beta caroteno restante se almacena en la piel donde puede ser visto como un color dorado claro y es conocido por dar protección contra el daño solar.

Si deseamos broncearnos rápidamente y de forma duradera  es aconsejable que antes de empezar a tomar sol tener nuestra piel a punto, y para ello es recomendable el consumo de alimentos ricos en betacarotenos como la zanahoria y tomar un complemento como el «Beta Caroteno Natural 15mg» de Lamberts, éste se extrae de forma natural del alga Dunaliella salina, un alga rosada que vive en la superficie de los lagos salados y que contiene pequeñas cantidades de otros carotenoides mezclados. El crecimiento de este organismo se controla en un medio acuoso de elevada salinidad que impide la contaminación por microorganismos dañinos.

                       

Este producto proporciona un nivel garantizado de 15 mg de beta caroteno natural por cápsula, más carotenoides mezclados.

De los alimentos la zanahoria es el que contiene más betacaroteno, que se encarga de proteger nuestra piel actuando como filtro natural de los rayos ultravioleta.que manda el sol, además de facilitar que consigamos el color deseado con un bronceado más rápido.

 

 

 

Ahora ya se reconoce al beta caroteno como sustancia importante en sí misma, siendo uno de los nutrientes antioxidantes principales de nuestra dieta. Los antioxidantes son sustancias que ayudan a nuestro organismo a destruir o neutralizar radicales libres nocivos que se producen de manera natural, y si se les permite proceder sin control, pueden dañar los tejidos y órganos.

El Betacaroteno disponible también como suplemento, que pueden ser sintetizados o derivados del aceite de palma, de las algas o de los hongos. 

Algunos estudios han mostrado una asociación entre la alta ingestión dietética del betacaroteno y un riesgo reducido de enfermedad cardíaca y de cáncer. Esto puede ser debido a las propiedades antioxidantes de la molécula.

Los Fumadores tienen un nivel de sangre inferior de betacaroteno, al igual que los individuos con una alta admisión del alcohol y ésos con la Infección VIH.

La Gente con la absorción de grasa empeorada de la dieta debido a las condiciones tales como ictericia, cirrosis del higado y fibrosis quística también tiene un nivel de sangre inferior de betacaroteno. El Betacaroteno se excreta en las heces y el sudor, para estos individuos se aconseja no sólo la ingesta de alimentos ricos en betacarotenos sino también  una suplementación con betacarotenos.

 

Categorías

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *