El Ácido Alfa Lipoico

El organismo sintetiza muy pocas cantidades de ácido lipoico. A nivel de alimentos se encuentra en espinacas, brócoli, carne y levadura y ciertos órganos (como riñón y corazón). El ácido lipoico es esta utilizando recientemente como ingrediente activo de suplementos dietéticos por su efecto antioxidante, hipoglucemiante y energizante. Es un complemento de la dieta muy prometedor tanto por sus beneficios como por su práctica ausencia de efectos secundarios.

Justificación del Uso:

Conocido con diferentes nombres (acido lipoico, lipoato, ácido alfa lipoico y ácido tioctico), este compuesto actúa como coenzima de muchas reacciones del organismo, una de ellas es el proceso llamado glicólisis (responsable de la conversión de azúcar sanguíneo en energía). El ácido lipoico mejora la actividad de la mitocondria, el organulo respiratorio y energético de la célula.

El ácido lipoico es un nutriente considerado como no esencial, es decir, el organismo lo puede sintetizar. Como sus principales beneficios podemos decir que es un efectivo imitador de la insulina sin efectos secundarios, de hecho, parece ser que es el mas potente que se encuentra actualmente en el mercado (mejor incluso que el sulfato de vanadio o el cromo): también es un posible agente estimulante de la síntesis proteica de forma natural además de un potente antioxidante e hipoglucemiante.

Mecanismo de Acción:

Actividad antioxidante.

Numerosos estudios han demostrado el efecto protector de glóbulos rojos y ácidos grasos del daño oxidativo (típico del ejercicio intenso de la excesiva exposición a los rayos ultravioletas del sol). Se le considera como el «antioxidante universal» porque es liposoluble y hidrosoluble, esto significa que puede actuar en cualquier parte del organismo. Además de tener sus propias acciones antioxidantes, es también capaz de regenerar a la vitamina C y a la vitamina E de sus formas oxidativas.

Mecanismo de Acción en su Actividad Antioxidante:

El ácido alfa-lipoico, el cual juega un importante rol en las reacciones de la deshidrogenasa mitocondrial, ha ganado recientemente una considerable atención como antioxidante. El lipoato, o su forma reducida, el dihidrolipoato, reacciona con especies reactivas del oxigeno, tales como radicales superoxidos, radicales hidroxilos, ácido hipocloroso, radicales peróxidos y oxigeno. También protege las membranas celulares mediante la interacción con la vitamina C y el glutation, pudiendo reciclar la vitamina E. Adicionalmente a estas actividades antioxidantes, el dihidrolipoato puede producir acciones antioxidantes a través de la reducción del hierro. La administración del ácido alfa lipoico ha demostrado ser beneficioso en numerosos modelos de estrés oxidativo tales como isquemia, diabetes, formación de cataratas, activación del HIV, neurodegeneración y daño por radiaciones. Por ultimo, el lipoato puede funcionar como regulador redox sobre proteínas como mioglobina, prolactina, thioredoxina y factor NF kappa B de trascripción.

Resumiendo, las propiedades del lipoato son:

1) Reacciones con especies oxidativas

2) Interacciones con otros antioxidantes

3) Efectos beneficiosos en modelos de estrés oxidativo u otras condiciones clínicas.

Funciones fisiológicas y efectos sobre la salud

Acciones Hipoglucemiante

Hay estudios que han demostrado que la adición de ácido lipoico en la dieta de diabéticos de tipo II han incrementado significativamente la utilización de glucosa en sangre. Teniendo en cuenta que el músculo es el principal demandante de glucosa sanguínea, el ácido lipoico ayudará al músculo a la absorción de la misma al interior de la célula muscular, incrementando a la vez, la síntesis de glucógeno. Al mismo tiempo, disminuye la captación de glucosa por medio de las células del tejido adiposo (o adipositos). El resultado de todo esto es un aumento en la producción de energía y una disminución de la acumulación de grasa en el organismo.

Algunos estudios han demostrado que el tratamiento con ácido alfa lipoico es capaz de reducir el dolor, la sensación de quemazón, irritación, enrojecimiento, debilidad y calambres producidos por la neuropatía periférica.

El ácido Lipoico como propulsor natural del interferón

El ácido lipoico, junto a otros antioxidantes como la vitamina C, los bioflavonoides, o los ácidos Omega 3 y Omega 6, son propulsores naturales del interferón, sustancia producida por las células blancas del cuerpo para luchas contra las infecciones, cáncer, alergias, o envenenamientos químicos. Por ello, el ácido lipoico esta considerado como un estimulante del sistema inmune del organismo, sobretodo en pacientes inmunodeprimidos.

El Acido Lipoico combate el Síndrome de Fatiga Crónica

Debido a que juega un papel en la producción de energía celular, algunos especialistas recomiendan el ácido alfa lipoico para el tratamiento del síndrome de fatiga crónica. Aunque la evidencia de su efectividad en esta condición es anecdótica, esta comprobada su actividad como antioxidante de amplio espectro y estimulante del sistema inmune. Por tanto, estas dos acciones si que podrían confirmar la posibilidad de utilización del ácido alfa lipoico para incrementar la energía y mantener un estado de salud general en pacientes con síndrome de fatiga crónica o deportistas con entrenamientos de alta intensidad.

Otros:

Hay evidencia de que 150 Mg día de ácido lipoico tomados por vía oral durante un mes, incrementan la función visual en pacientes con glaucoma en estado I y II. También se ha demostrado la inhibición en la replicación del virus VIH en tubos de laboratorio. Aún no se conocen los resultados de la suplementación con ácido lipoico sobre personas infectadas con el virus VIH

¿Cuál es la dosis recomendada de ácido lipoico?. A pesar de que es un producto totalmente seguro (no se ha demostrado ningún tipo de toxicidad)< no se deben sobrepasar las dosis recomendadas> se recomienda comenzar con dosis pequeñas 100-200 MG/DIA con la comida. Posteriormente pueden aumentar a 400-600 Mg/día divididas en dosis de 200 Mg. en 3 comidas separadas (desayuno, almuerzo y cena). No se deben superar los 600 mg al día que no se incrementan los resultados por aumentar las dosis. Para lograr solamente los efectos antioxidantes basta con una dosis de 200-300 mg diarios.

Riesgos sobre la salud del Acido Lipoico:

La administración crónica de ácido lipoico en animales ha interferido con la actividad de la vitamina biotina; en humanos esta interferencia no ha sido demostrada.

Categorías

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *