La alimentacion infantil ecologica

La alimentación infantil ecológica, un seguro para nuestros niños

Para llevar una vida saludable es imprescindible estar bien alimentado. Hoy en día, esto nadie lo pone en duda. Sin embargo, ¿controlamos todo lo que comen nuestros pequeños? Desde el momento en el que nacen, hay que tener especial cuidado con la calidad de su comida, ya que será la base principal para que tengan un buen desarrollo y crezcan completamente sanos

Hoy en día, cada vez más familia apuestan por introducir en los menús de casa los productos ecológicos, debido a los beneficios que aportan en la dieta y en la salud de los pequeños y de los mayores.

Una de las formas de asegurar la calidad de la alimentación es adquirir productos ecológicos con certificado que lo autentifique

¿Por qué deberíamos alimentar a los niños con productos ecológicos?

Los niños son muy sensibles a los residuos de sustancias nocivas en los alimentos, la polución y los pesticidas. Desde que nace, el organismo del bebé es frágil, no es capaz de degradar eficazmente los tóxicos que pueden llegar con la alimentación y sólo podrá eliminarlos con dificultad.

Por esta razón muchos padres prefieren para sus hijos una alimentación de cultivo ecológico controlado. Están convencidos de que es el método de producción que ofrece las mejores garantías, para obtener ingredientes naturales, puros, sin elementos de riesgo de modificación genética y sin añadidos artificiales, respetando el equilibrio natural y conservando el auténtico sabor de los alimentos de cultivo ecológico.

Además, se contribuye a la utilización de abonos naturales en el campo, a que se practique la biodiversidad (en lugar del monocultivo), a cambiar el criterio de cantidad por el de calidad, y a seguir el ciclo natural de la agricultura, suelo y medio ambiente”.

Por otro lado parece ser que la creciente aparición de intolerancias y alergias alimenticias están relacionadas en gran parte con la polución ambiental, los residuos fitosanitarios, aditivos y contaminantes alimenticios. Otro grave problema está causado por la presencia de azúcares refinados de asimilación rápida, que provocan hiperglucemia. La presencia de una cantidad elevada de azúcar en los alimentos infantiles puede distorsionar sus costumbres alimenticias.

¿Caros o baratos?

Muchos padres se quejan de que los productos de alimentación infantil ecológicos resultan algo caros. Inmaculada Torrent, licenciada en Química de la empresa Productos Riba, explica que “los productos ecológicos tienen un precio un poco por encima de los convencionales por razones obvias, como es el hecho de no añadir sustancias que preserven el ataque de plantas e insectos a los productos, con lo cual el rendimiento de la cosecha es inferior. No obstante, día tras día, y debido a una economía de escala, el producto ecológico cada vez está llegando a unos precios mucho más competitivos”. Sin embargo, Sara Muñoz plantea otra reflexión. “Es verdad que hay una diferencia de precios entre los alimentos infantiles ecológicos y los convencionales. Pero esto no está tan claro porque, por ejemplo, en farmacias y supermercados hay variedades convencionales que cuestan lo mismo o más.

La verdadera pregunta que hay que hacerse es: ¿qué queremos que coman nuestros hijos? ¿Estamos dispuestos a pagar un poco más en los primeros años de vida y a considerar la enorme diferencia de una alimentación convencional y otra ecológica, que a largo plazo es un beneficio para la salud futura del niño?”

En opinión de Fréderic Milon, “un alimento infantil tiene que ser elaborado con productos que sean íntegramente naturales, biológicos y de pureza demostrada. Tratados con un procedimiento físico simple, que adapte estos cereales y leguminosas a las necesidades digestivas de los bebés, pero preservando al máximo la propia fuente nutritiva del alimento, sin tener que aportar sustitutos de síntesis que podrían no actuar de manera tan beneficiosa, al carecer de la matriz natural que favorece o refuerza su asimilación”.

Alimentos ecológicos para los niños

Productos ecológicos en la dieta

Actualmente nos encontramos dos tipos de verduras o productos, convencionales y ecológicos. Lo primero de todo es saber qué nos aporta un producto elaborado de forma ecológica y no uno comprado en un supermercado. Entre otras muchas cosas, la comida fresca y madurada al sol contiene más propiedades nutricionales que la envasada.

Cuanto mayor tiempo pase entre el momento de arrancar la hortaliza y el momento de ingerirla, menos nutrientes llegarán a nuestro cuerpo y más cantidad de comida necesitaremos ingerir para obtener la misma energía.

Además, adquiriendo productos producidos de esta forma estamos velando por mantener nuestro ecosistema libre de químicos y transgénicos, de los cuales no se conoce a ciencia cierta su impacto a largo plazo, tanto en el medio ambiente como en la salud humana.

Beneficio de los productos ecológicos en los niños

Algunos de los efectos de este los alimentos convencionales comienzan a verse con el aumento de alergias en niños y en recién nacidos. Muchos alérgicos logran superar esta dolencia basando su alimentación en productos ecológicos.

Otro aspecto positivo de apoyar la agricultura ecológica es que nos conecta con los ritmos naturales. Consumiendo productos de temporada que marcan nuestra dieta, aprovechamos las vitaminas y minerales que nos ofrece la tierra para superar cada estación del año.

Huerto ecológico en casa o en el mercado y Supermercados ecológicos en la red

Muchas familias han optado por tener su propio huerto ecológico en casa y disfrutar así de estos productos tan beneficiosos para la salud. Un proyecto de este tipo requiere un aprendizaje contínuo, basado en el ensayo-error, pero conlleva grandes satisfacciones que hacen que la motivación sea constante.

En otra ocasiones, no se dispone ni del terreno ni del tiempo necesario para cuidar un huerto. Lo mejor de todo es que ya hay muchas personas que conocen los beneficios de los productos ecológicos y quieren compartirlos con otras personas que no tienen la posibilidad de tener un huerto propio.

A través de internet también puedes acceder a la compra de alimentos ecológicos en supermercados ecológicos donde encontrarás además de productos frescos, alimentos como cereales, legumbres, conservas ecológicas, leches vegetales, galletas ecológicas, todo lo necesario para la alimentación sana y equilibrada de tu hijo.

Fuentes:

www.guiainfantil.com

www.miherbolario.com

Categorías

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

2 respuestas

  1. Unas recomendaciones estupendas para no descuidar los hábitos nutricionales de nuestros pequeños. Tendré este artículo muy en cuenta. Gracias por compartir información de tanta ayuda.

  2. Buenas tardes!
    Muchas gracias por su comentario. Nos alegra que el post haya sido de su interés. La salud de los más pequeños es un tema a tener siempre en cuenta.
    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *