Los beneficios del alga Espirulina

La espirulina es un suplemento dietético ideal anti-envejecimiento gracias a su valor nutritivo concentrado, a que es fácil de digerir y a que contiene antioxidantes como el beta caroteno, que es bueno para la salud de los ojos y la visión.

Este alga microscópica constituye un complemento alimentario de calidad rico en hierro asimilable que contiene más beta-caroteno, hierro, vitamina B12 y ácido gama linoleico que cualquier otro alimento. Contiene además vitamina E, calcio, fósforo y magnesio.

El alga espirulina es 65% proteína vegetal completa altamente digerible que proporciona los ocho aminoácidos esenciales en las proporciones apropiadas y en una forma que es cinco veces más fácil de digerir que la proteína de carne o soja. Es rica en triptófano uno de los 10 aminoácidos esenciales que el organismo utiliza para sintetizar las proteínas que necesita y que ayuda entre otras muchas cosas al sistema nervioso, la relajación, el descanso, el sueño y contra los estados depresivos.

Es también una excelente fuente de minerales (potasio, de calcio, zinc, magnesio, manganeso, selenio, hierro y fósforo) al igual que vitaminas (del complejo entero de vitamina B, y de la vitamina E).

Es baja en grasas saturadas, a diferencia de otros alimentos con alto valor nutricional, como los lácteos y las carnes, y aporta ácidos grasos esenciales, que no pueden hallarse en la carne, huevo y lácteos. También es baja en calorías.

La espirulina es especialmente eficaz en casos de anemia, desmineralización y agotamiento. Ayuda a recuperar la forma física, la energía y la vitalidad y a desintoxicar el organismo.

«La espirulina es fuente de vitamina B-12, esencial para la salud de los nervios y tejidos, especialmente para los veganos»

La espirulina es rica en hierro y es más fácil de absorber que otros suplementos dietéticos. El hierro es esencial para construir un sistema inmunitario fuerte, y es la deficiencia mineral más común.

La spirulina es también un potente regenerador de la flora intestinal y es un poderoso activador de los mecanismos celulares de desintoxicación. Nutre y protege al hígado y riñones.

Cómo consumir la espirulina

Esta poderosa alga se puede conseguir en distintas presentaciones. Por ejemplo, pulverizada, en cuyo caso se vende por peso, a granel. La espirulina en polvo puede ser agregada muy fácilmente a jugos, licuados y batidos.

Otro modo de tomarla es en cápsulas o comprimidos. El beneficio de esta presentación es que en ellos la espirulina se encuentra bastante más concentrada, por lo cual se facilita el consumo de dosis mayores.

¿Cúal es la dosis adecuada de espirulina?

La dosis de espirulina depende de varios factores. Cuando comiences a tomarla lo más conveniente es tomarla en pequeñas dosis.

Comienza con una cápsula de de 500 mg a 1 gramo antes de las comidas, para ir aumentando a 2 gramos por comida según veas como te sienta.

Siempre y cuando se tome en dosis razonables la espirulina nos puede dar una multitud de beneficios para nuestra salud y no tiene contraindicaciones graves, pero tomada en exceso puede producir algún efecto secundario no deseado.

Si nos pasamos con la dosis de espirulina por ejemplo la gran cantidad de betacarotenos puede producir una sobredosis de vitamina A lo que es tóxico para el hígado. También debido al alto contenido de ácidos nucleicos de la espirulina se puede dar un aumento de los niveles de ácido úrico, lo que consecuentemente puede causar problemas renales. Eliminando temporalmente de tu dieta la espirulinspirulina o reduciendo la dosis se solucionaría el problema de salud.

También es una buena idea descansar por días o semanas.

Indicaciones del alga espirulina

La spirulina por ser un superalimento favorece la recuperación del organismo en estados carenciales provocados por diversas enfermedades.

Está indicada en el tratamiento de:

  • la anemia alimenticia,
  • para bajar el peso,
  • en la limpieza del intestino y la recuperación de la microflora normal,
  • para las enfermedades crónicas del intestino, colecistitis, y cáncer del intestino grueso,
  • en enfermedades crónicas inflamatorias,
  • SIDA,
  • hepatitis,
  • tuberculosis,
  • bronquitis,
  • para las enfermedades de las articulaciones,
  • osteoporosis,
  • miozitis.

Está demostrada la eficacia de la spirulina como complemento para los atletas con el objetivo de aumentar su rendimiento físico.

La espirulina te puede ayudar como un complemento alimenticio dentro de una dieta equilibrada y con ejercicio físico, pero por si sola no adelgaza. Durante las dietas sometemos a nuestros cuerpos a estados carenciales de proteínas, vitaminas y minerales por lo que es muy recomendable también consumir spirulina para suplir esas carencias y fortalecer nuestro organismo y sistema inmunológico.

Para adelgazar la recomiendan media hora antes de cada comida por su poder saciante.

Categorías

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *