Metales tóxicos y nutrientes que nos protegen contra ellos

Después de muchos años de rigurosas investigaciones, hoy sabemos sin género de dudas que la exposición del organismo humano a uno o varios de dichos elementos (aún en cantidades muy pequeñas) puede ocasionar graves trastornos metabólicos, por lo que desde la perspectiva de sus efectos sobre nuestra salud, éstos y otros metales como el arsénico, el bario, el berilo, el bismuto, el cesio, el torio, el paladio, el estroncio etc., han sido clasificados como tóxicos.

Aluminio

Debido a su abundante presencia en la corteza terrestre el hombre ha estado expuesto al aluminio durante milenios, la diferencia radica en que a causa de su procesamiento industrial, hoy estamos expuestos a formas más solubles y absorbibles del mismo.

Efectos tóxicos:

  • Dermatitis (por contacto)
  • Agotamiento del fosfato corporal
  • Desmineralización
  • Degeneración cerebral
  • Demencia senil (Enfermedad de Alzheimer)
  • Dificultades de aprendizaje (especialmente en jóvenes)
  • Hiperparatiroidismo

Nutrientes que nos protegen del aluminio:

Cadmio

Hace mucho tiempo que se conoce que el cadmio en exceso puede ser venenoso, sin embargo después de la Segunda Guerra Mundial y a pesar de su toxicidad, fue usado en los refrigeradores eléctricos para cubrir las bandejas de los cubitos de hielo.

Por ser el cadmio un agente anticorrosivo sumamente eficaz también se emplea para sustituir al zinc como revestimiento de otros metales, por ello lo encontramos en utensilios y estructuras en los que el zinc es usado para galvanizar el hierro: cubos, cantimploras, vasos, jarras, cisternas, tanques de agua, etc.; así como en la elaboración del superfosfato (un tipo de fertilizante agrícola). También lo encontramos en el humo del tabaco, los neumáticos automovilísticos y las amalgamas dentales.

Efectos tóxicos:

  • Anemia
  • Hipertensión arterial
  • Daño renal
  • Aterosclerosis
  • Enfisema
  • Pérdida de olfato
  • Deformaciones óseas

Nutrientes que nos protegen del cadmio:

 

Mercurio

El mercurio es un metal pesado sin funciones orgánicas conocidas para los seres vivos. De consistencia líquida a temperatura ambiente, pero evaporable a causa del calor, las sales de mercurio y particularmente sus formas orgánicas, son más venenosas que el metal elemental. Habiendo sido conocida desde hace tiempo su toxicidad a grandes dosis, es sólo recientemente que comenzaron a reconocerse también sus efectos adversos para la salud como resultado de exposiciones de baja  intensidad.

Efectos tóxicos:

  • Desórdenes neurológicos y del sistema nervioso central
  • Alucinaciones
  • Temblores
  • Depresión
  • Psicosis
  • Gingivitis
  • Anormalidades fetales
  • Hiperactividad infantil
  • Enfermedad cardiovascular
  • Cáncer
  • Genotoxicidad

 Nutrientes que nos protegen del mercurio:

Plomo

Durante siglos el envenenamiento por plomo ha sido bien conocido y considerado fatal para los seres humanos. Hoy sabemos de la toxicidad de este metal incluso para bajos niveles de exposición.

Efectos tóxicos:

  • Muerte prenatal
  • Anormalidades del desarrollo
  • Problemas de aprendizaje, conducta y del sistema nervioso
  • Hipertensión arterial y enfermedad cardíaca
  • Enfermedad renal
  • Letargia, depresión, dolores musculares e infecciones frecuentes
  • Disfunción inmunitaria
  • Pérdida de apetito
  • Anemia (elevado número de glóbulos rojos inmaduros)
  • Patrones de conducta violenta

Nutrientes que nos protegen del plomo:

  • Vitamina C
  • Vitamina D
  • Vitamina E + Selenio
  • Zinc
  • Calcio
  • Magnesio
  • Hierro
  • L-Cisteína
  • L-Metionina

Dr. José Colastra Sansegundo, ND y Autor del Manual de Nutrición Celular.

Dr. En Naturopatía en 1977, Formación Profesional con Estudios en Biofeedback, Psicofísica y Nutrición Ortomolecular.

Autor de varias obras publicadas en 1982, 1990, 1991 y 2010

Fuente: http://lambertsusa.com
 
Categorías

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *